domingo, 16 de diciembre de 2012

Cataclismo y Artenara (Los descubrimientos)



Ayer hice dos descubrimientos: el primero fue el del escultor Juan López Salvador que tiene una fantástica exposición de sus esculturas en el Centro de Arte La Regenta. www.laregenta.org 

La madera de tea antigua –rescatada por el escultor de  desechos de materiales de construcción- y el metal de tono broncíneo reviven de la mano del artista para transformarse en paisajes con vida propia: una raya de acero simula el horizonte sobre la pared donde una vela triangular rompe la monotonía, un bosque de madera surge del suelo con forma de archipiélago de tea, una espiral metálica atrapa el viento de la costa de Arona, un acantilado surge vertical de la nada y una cueva de tea abre los ojos al espacio interior.

Juan López Salvador ( 1951, La Laguna) se me apareció como la brisa suave entre los pinares, como el cataclismo de Ucanca, como el cazador de alisios, como los acantilados de Anaga. Disfruté con las esculturas, como planeando su secuestro: esta para las nubes de Tamadaba, aquella para el fondo de mi playa, la de más allá para mis cuentos oscuros, la otra para las olas, la de la esquina para el silencio y todas para inspirarse.

En suma, Juan López Salvador me ha impactado con su obra de ebanista, herrero y orfebre. He llegado a sentirme avergonzado por haber sido ignorante de este artista genial. Esta pequeña reseña quiere ser un desagravio. Desde aquí hago un llamamiento a visitar su obra, a admirarla, a contemplarla con los ojos de quien observa unas obras excepcionales.  

Por si hubiese sido poco el hallazgo de López Salvador, acudimos por la tarde al Museo Elder de la Ciencia www.museoelder.org para asistir a una presentación multimedia del grupo Artenara, o algo así decía la convocatoria de un recorte de prensa que leímos en internet, para hacer el segundo gran descubrimiento del día.

Nos llamó la atención que la actuación fuese gratuita hasta cubrir el aforo de 172 personas. Llegamos temprano aunque no hizo falta porque no llegaron ni a cien los interesados. No conocía de Artenara otra cosa que su primer disco homónimo, pero esperaba un grupo de músicos versionando canciones tradicionales canarias.

La sorpresa fue mayúscula cuando empezó el espectáculo con la presentación a cargo del fundador de Artenara, Enrique Mateu, que usando por toda arma un timple conectado a un ordenador y una recopilación de alguna de las actuaciones y vídeos del grupo empezó a encandilar la sala como un prestidigitador, usando el timple como sortilegio y sus dedos como varita mágica.

El efecto fue tan estremecedor como los cataclismos de López Salvador. Las sonoridades del timple de Mateu y las imágenes de Artenara me transportaron a la poesía, al nirvana del Arte. Fue como si alguien me hubiera preparado una emboscada armónica audiovisual para provocar la reacción creadora: El Arte en Canarias está vivo y goza de salud.

Más allá de los impostores de la clase “cultureta” que viven de las subvenciones y del amiguismo hay vida. Los creadores de verdad siguen existiendo, buscando el hálito de vida, la razón y el sino entre las maderas viejas, los cantos del pescador de morenas y los sonidos del viento.


Post Scriptum:

Una mirada por www.artenara.com me llevó al terreno del “izquierdo de copia” al “copyleft”, al del derecho libre a compartir, lejos de los grandes beneficios de las multinacionales de la cultura.
Enrique Mateu es, por cierto, vicepresidente de la Fundación Copyleft www.fundacioncopyleft.org. Un nuevo concepto para investigar.        

1 comentario:

Arcadio Domínguez Jiménez dijo...

Antonio amigo, cierta vez dijo la persona que me sustenta (no se porque trato de no utilizar el yo) que la imaginación es la eterna verdad dislocada en imágenes, y ahora con el paso del tiempo me he dado cuenta que se puede buscar y que existe para cada cual una pócima que químicamente en el cerebro la suscita. A unos les enerva las aglomeraciones de gente a otros la música y por lo visto a ti la sorpresa cultural de encontrar algo que te anonada donde no lo esperabas y por eso el motivo de tu escrito y es por lo que te digo sin comas ni puntos que los artistas tienen que buscar la forma de prepararse para acometer una obra salirse de la realidad y adecuar esos momentos que son una especie de morriña intelectual desde donde surge la inspiración me agrada la honradez que mantienes con tu intelecto de escribir sopesada mente para no decir chorradas mantente a la escucha observa y procura escribir lo que no esta en las librerías que tu puedes por estas navidades te deseo que seas feliz y para lograrlo que hagas felices a los que te rodean ilusiónate y escribe todos los días no solo en la pizarra te felicito por el escrito
Pedro Dominguez Herrera